Economía peruana
El mes pasado el BCR redujo la proyección de PBI del Perú de 3.2% a 3.1%. | Fuente: Andina

El Gobierno aún es optimista respecto a las expectativas de crecimiento económico del país, pese a que el contexto global no es igual de positivo.

Durante una conferencia con la prensa extranjera, el titular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Óscar Graham, afirmó que la proyección de crecimiento del PBI peruano aún es de 3.6% para este 2022.

“Soy optimista todavía de mantener este nivel de crecimiento. Es un optimismo basado en la información que tenemos a la fecha sobre la recuperación de la movilidad, la recuperación de varios sectores económicos (...) y grandes proyectos que nos darán impulso a niveles macroeconómicos”, aseguró el ministro.

Graham insistió en la “resiliencia” de la economía peruana y su solidez en términos fiscales, pero reconoció que el panorama externo es menos favorable.

Actualmente la economía global se ve afectada por un proceso inflacionario, la disminución del rendimiento de los mercados bursátiles y la subida de tasas de interés.

Recientemente se conoció que el mes pasado la inflación en Estados Unidos creció a 9.1% anual, la cifra más alta en 40 años, lo que implicaría que el banco central estadounidense endurezca su política monetaria con una fuerte alza de tasas de interés, lo que a su vez generará un mayor precios del dólar frente al resto de monedas.

Otro factor global negativo que podría enfrentar el Perú sería el menor crecimiento económico de China, pues se anunció que en el segundo trimestre el país asiático cayó un 2.6% debido a los confinamientos por COVID-19. Según el Instituto Peruano de Economía (IPE), el Perú pierde 0.4% por cada 1% que China no crece.

¿Por qué se confía en que el Perú seguirá creciendo?

El titular del MEF aseguró que las proyecciones que tiene el Poder Ejecutivo indican que el Perú "va a ser de los países que va a liderar los crecimientos de la región".

Graham sostiene que en la actualidad el país está en un “proceso de recuperación económica” que no es solo un rebote estadístico, sino que es fruto del dinamismo de los sectores no primarios.

Durante los primeros cuatro meses del años se muestra que la economía peruana tiene un avance económico del 3.8%, cifra que pudo ser mayor si no se hubieran generado las paralizaciones de las mineras Las Bambas y Cuajone.

Por ahora, el ministro destaca que ya se logró el destrabe de “grandes proyectos” de infraestructura y mineros que mantendría la inversión privada en el nivel histórico registrado en 2021.

Uno de los proyectos que se esperan impulsar es la mina Quellaveco, en Moquegua, que en julio ya logró su primera producción de concentrado de cobre y prevé iniciar sus operaciones comerciales en el segundo semestre de este año.

Este proyecto implica una inversión de US$ 5,300 millones, lo cual aportaría 0,4% en el PBI de 2022 y alrededor de 1% el próximo año.

Además, el titular del MEF también indicó que se han planteado un proyecto de ley que plantea una reducción gradual del déficit fiscal y de la deuda pública.