Gastos
El 59% de peruanos gasta más de lo que gana, según encuesta de Asbanc. | Fuente: Andina

Actualmente seis de cada 10 peruanos gasta más de lo que gana, según un estudio de la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc), lo cual podría deberse a un mal manejo de las finanzas personales.

Para enfrentar este problema, el primer paso es identificar los gastos extra que incrementan nuestro presupuesto mensual pues podríamos estar siendo afectados por "gastos hormiga" o "gastos vampiro". Pero, ¿qué significa esto?

El coordinador académico de Administración de Negocios Bancarios del instituto Certus, José Kohagura, explica que implican estos dos tipos de gastos silenciosos que son perjudiciales para las finanzas personales.

“Los gastos hormiga y los gastos vampiro son los principales enemigos de nuestra economía personal. Los primeros son los denominados ‘antojitos’ que suelen pasarse por alto y que salen de último momento; los segundos, son gastos fijos difíciles de detectar y que están relacionados al consumo de servicios básicos como agua, luz o teléfono”, precisó.

Por ejemplo, indica que un gasto hormiga es el desayuno que compramos porque olvidamos tomarlo en casa o las golosinas que nos provocan comer durante el día.

Mientras que un ejemplo de gasto vampiro puede darse cuando olvidamos desconectar el cargador del celular y usamos energía eléctrica sin saberlo o cuando no nos damos cuenta de una posible fuga de agua.

"Si hacemos un cálculo de los montos que gastamos a diario en esto, encontraremos un desbalance en nuestro presupuesto", señala.

¿Cómo evitarlo?

Kohagura indica que hay cuatro puntos a tener en cuenta para prevenir este tipo de gastos.

1. Fija un porcentaje mensual.

El especialista señala que las personas destinan el 25 % de su sueldo en gastos hormiga.

“Lo más saludable es que mensualmente no pasemos del 5 % del salario en estos gastos”, sostiene.

2. Arma tu presupuesto mensual

Al determinar tus gastos mensuales deberás identificar cuáles serán los consumos que de todas maneras se realizarán.

También evalúa tus compras antes de hacerlas para entender si es realmente un gasto necesario, prioriza tus gastos.

3. Revisa tus necesidades

El experto recomienda identificar cuáles son los gastos necesarios a cubrir, como por ejemplo, los gastos básicos del hogar, salud, educación, entre otros.

4. Identifica el aumento en tus consumos

Ten un control detallado con las facturas de pago de tus servicios y verifica si existe un aumento considerable entre cada periodo.

Las variaciones en el consumo podrían darte, por ejemplo, indicios de una fuga de agua que será necesario revisar.