Ahorro
La estabilidad de ingresos resulta un componente clave en la inclusión de los más jóvenes | Fuente: Thinkstock

Durante la juventud se empiezan a tomar las primeras decisiones financieras importantes. La falta de ingresos, la poca información sobre cuentas de ahorro, y el costo de mantener una cuenta, son algunas de las barreras que ven los jóvenes para abrir una cuenta bancaria.

Según la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera (ENDSF), los jóvenes son considerados un grupo vulnerable.

El 69% de jóvenes no tiene cuentas de ahorro; 13% de ellos posee cuentas pero no las usan regularmente; mientras que solo un 18% tiene cuentas que usan frecuentemente, asegura el análisis realizado por la SBS.

Entre los factores que se consideran para utilizar cuentas bancarias están la dependencia, la planificación de gastos y la percepción de seguridad.

Según la Encuesta Nacional de Demanda de Servicios Financieros (ENDSF), hasta el 2016, solo el 46% de hombres, de entre 18 y 24 años, ahorraban voluntariamente. En el caso de las mujeres en el mismo rango de edad, el 43% ahorraban por iniciativa propia.

En cuanto a tenencia de cuentas de ahorro, los jóvenes peruanos presentan el índice más bajo de la región, con 29%. Mientras que otros países como Brasil (47%), Bolivia (41%), y Ecuador (35%), registra índices más altos de participación.