El Dow Jones de Industriales bajó hoy el 0,2% afectado por la huida de la Bolsa de Nueva York de unos inversores que prefirieron acudir al mercado de deuda pública y al de materias primas, donde el oro alcanzó un nuevo récord.

Así, ese indicador, que es la principal referencia de la Bolsa de Nueva York -que hoy fue abierta oficialmente por el presidente chileno, Sebastián Piñera-, terminó la sesión en 10.739,31 puntos, 21,72 unidades menos que el martes.

El selectivo S&P 500 bajó 5,5 enteros y terminó en 1.134,28 puntos, lo que supone un retroceso del 0,48%; al tiempo que el mercado tecnológico Nasdaq, cuya sesión fue abierta oficialmente por el ex presidente estadounidense Bill Clinton, perdió un 0,63%, ya que descendió 14,8 unidades, para situarse en 2.334,55 enteros.

Estos descensos, que interrumpieron las cinco sesiones consecutivas de avances logradas hasta hoy por la Bolsa de Nueva York, tuvieron lugar después de que los inversores sopesaran, ya con más tiempo, los comentarios del martes de la Reserva Federal (banco central) de Estados Unidos.

Como estaba previsto, la Reserva mantuvo el martes los tipos de interés de referencia por debajo del 0,25%, pero reconoció estar preocupada por la ralentización económica, por lo que dijo "estar dispuesta" a actuar cuando sea necesario para impulsar el crecimiento.

En su día, y para combatir la recesión más larga que ha padecido Estados Unidos desde la II Guerra Mundial, la Reserva bajó hasta mínimos históricos los tipos de interés y compró grandes cantidades de bonos del Tesoro.

Los expertos creen que los comentarios del martes de la Reserva, y su falta de entusiasmo sobre la evolución de la economía, dejan la puerta abierta a una posible intervención en ese mismo sentido, lo que hizo que los inversores desviaran hoy su atención hacia ese mercado.

Ello explica que la deuda pública estadounidense continuara con su avance, de forma que la rentabilidad de los bonos a 10 años -que evoluciona en sentido inverso al precio- rondaba a esta hora el 2,55%. Además, el oro -una habitual inversión refugio- batió un nuevo récord histórico en Nueva York.

Con esas dos inversiones atrayendo la atención de los inversores, el mercado de valores neoyorquino quedó hoy en un relativo segundo plano y las ventas fueron generalizadas durante casi toda la sesión.

A ello se sumó la noticia de que los precios de las viviendas en Estados Unidos cayeron en junio un 0,5%, hasta su nivel más bajo en cerca de seis años, según datos revisados de la Agencia Federal de Financiación Inmobiliaria de Estados Unidos difundidos hoy.

Al final de esta tercera sesión de la semana, 17 de los 30 valores que integran el Dow Jones cerraron en negativo y 6 de ellos lo hicieron con descensos superiores a un punto porcentual.

Esas empresas fueron las tecnológica Microsoft, que perdió el 2,15%, pese a que anunció un aumento de sus dividendo; las entidades financieras Bank of America (-1,61%) y JPMorgan Chase (-1,53%), el grupo de entretenimiento Walt Disney (-1,51%), la aseguradora Travelers (-1,1%) y el grupo de alimentación Kraft (-1,01%).

En el terreno de las ganancias de ese índice sólo destacó hoy el fabricante de aluminio Alcoa, que avanzó el 4,79%, ya que el resto de las empresas del Dow Jones que subieron lo hicieron menos del 0,7%.

Fuera del Dow Jones, la tecnológica Adobe sufrió un desplome del 19,03% en el precio de sus acciones después de haber anunciado en la víspera unos resultados empresariales y unas perspectivas peores de lo previsto por los analistas.

Por contra, las acciones del también fabricante tecnológico Apple volvieron a cerrar a un máximo histórico, al avanzar un 1,4% y cambiar de manos a 287,75 dólares a la hora del cierre en el Nasdaq.

En ese mismo sector también destacó el avance del 1,04% de Research In Motion, el fabricante de Blackberry, después de que se publicara que ultima el lanzamiento de un dispositivo que podría competir con el iPad de Apple.

Otro de los valores que más atención atrajo hoy en la Bolsa de Nueva York fue el grupo editorial del diario The New York Times, que bajó un 6,52% después de advertir que en el tercer trimestre incurrirá en pérdidas afectado por unos ingresos por publicidad inferiores a lo previsto.

En el mercado de divisas, el dólar bajaba frente al euro respecto al día anterior, de forma que por la moneda europea se pagaban 1,3393 dólares, y también lo hacía ante la divisa japonesa, que se cambiaba por 84,54 yenes.

-EFE