La dermatitis de pañal y/o  escaldaduras en la piel de los bebés, puede acarrear problemas severos como la presencia de hongos y bacterias que pueden originar terribles ulceraciones, y si su sistema inmunológico es deficiente, incluso puede producir infecciones en todo el organismo.

"La dermatitis la sufren alrededor del 16% de la población en general como problema primario, incluso podemos señalar que un 35% de niños de 9 a 12 meses de nacido ha presentado una dermatitis del pañal, y sólo el 7% acude a la consulta médica", señala el dermatólogo Fernando Sumalavia.
 
El especialista señala que la dermatitis del pañal se inicia con una irritación de la piel, luego maceración, la pérdida hídrica, posteriormente la pérdida del manto ácido de la piel de los niños, y finalmente el doloroso agrietamiento. Para el tratamiento de estas afecciones existe la pomada Hipoglós  que se aplica sobre la piel del bebé, y presenta varias ventajas ya que su contenido de Oxido de Zinc actúa como manto protector, además contiene Vitaminas A y D fundamentales para la regeneración de la piel, indica Sumalavia.

Algunas otras recomendaciones que realiza el doctor, es que deben evitarse: 1.- jabones irritantes, demasiado alcalinos o perfumados, debido a que el alto contenido cosmético puede irritar la delicada piel del bebé; 2.- el talco, el chuño o  la maizena; 3.- Cambiar constantemente los pañales.

Respecto al uso de los pañales desechables el Dr. Sumalavia sostiene que si  estos son de calidad, tienen ventaja porque al ser super absorbentes disminuyen la humedad, que es el factor detonante de la dermatitis del pañal. Además están cubiertos de emolientes, ayudan a prevenir las escaldaduras, mientras que los pañales de algodón guardan más humedad, más calor, más tiempo el contacto de la orina y su carga de amoniaco, con la piel del niño.