museumplanet.com

El emblemático Carnegie Hall conmemoró hoy el cincuenta aniversario del histórico concierto que ofreció en esa sala Judy Garland, quien fue homenajeada por su propia hija, Lorna Luft, y cantantes como Ashely Brown o Karen Olivo, con algunas de las canciones favoritas de la estrella de Hollywood.

"Estoy entusiasmado de poder recrear ese icónico concierto aquí mismo, en el Carnegie Hall" dijo en un comunicado el director de orquesta Steven Reineke, quien se encargó de poner música a este homenaje a la inolvidable protagonista de "El mago de Oz" (1939).

Canciones como "Over The Rainbow", "The Trolley Song" o "Come Rain or Come Shine", que Garland interpretó en su legendario concierto hace hoy cinco décadas, fueron interpretadas por el grupo The New York Pops, formado por reconocidas estrellas de Broadway como la ganadora de un Grammy Heather Headley o la estrella de "West Side Story" Karen Olivo.

Pero la presencia más relevante de la noche fue la de la propia hija de Garland, la presentadora de televisión, actriz y cantante Lorna Luft.

"Judy Garland logró ser una estrella internacional como una maestra de cada área del negocio del espectáculo", aseguró en el comunicado de la compañía The New York Pops, donde calificaron como "histórico" el concierto que la artista ofreció en esta emblemática sala de conciertos neoyorquina.

En 1959, Garland fue hospitalizada y los médicos le dijeron que no podría volver a actuar, pero "en contra de todo pronóstico, volvió más fuerte que nunca y en 1961 ofreció un concierto que ganó fama mundial", recuerdan los organizadores del evento.

La música de ese espectáculo se grabó en forma de disco, "Julie Garland at Carnegie Hall", que se convirtió en disco de oro elevándose como número uno en ventas en Estados Unidos durante 13 semanas y ganó cinco premios Grammy, entre ellos a mejor álbum del año y mejor cantante femenina.

EFE