El físico de Demi Moore vive una segunda juventud. Tiene 47 años y su belleza parece inmarchitable aunque los mejores días de su carrera parezcan ya lejanos. ¿La clave? Algo muy al alcance de la mano: "Reír y sonreír son los mejores antídotos para el envejecimiento".

Así de segura se mostró la estadounidense en un reciente encuentro con los medios, en Beverly Hills, a raíz del estreno este viernes en EEUU de su nueva película, "The Joneses".

"No sé si hay un secreto en particular (para mantenerse joven)", advirtió la actriz, "pero esas son de las mejores armas que tenemos". "Yo aún me veo a mí misma como si tuviera cinco años; tal vez por eso tengo una foto mía a esa edad en mi perfil de Twitter", añadió entre risas.

David Duchovny (de la serie "The X-Files"), su compañero de reparto en el filme, echó más leña al fuego: "En realidad tiene 63 años", bromeó.

Moore, candidata dos veces a los Globos de Oro, por "Ghost" (1990) y "If These Walls Could Talk" (1996), apareció radiante en un vestido corto que dejaba entrever sus estilizadas piernas, y se deshizo en risas, mohínes y reflexiones con los medios.

"Nunca me he visto a mí misma como una leyenda, no pienso sobre mí de esa manera", admitió. "Al final sé que en mi carrera habrá habido películas malísimas y otras buenas; sólo espero haber sido fiel a mí misma y dejar un legado auténtico y honesto. Mientras tanto sólo espero devolver parte de lo que he recibido", añadió. EFE