EFE

Donald Trump no se retracta. Al hablar con Us Weekly sobre la controversia que rodean sus comentarios racistas sobre la inmigración mexicana a Estados Unidos, el magnate reiteró su postura y se negó a disculparse.

“No hay nada de qué disculparse”, dijo el candidato presidencial de 69 años. “Todo lo que dije es correcto. Estamos inundados de gente en las fronteras y no tenemos idea de quiénes son o de dónde vienen. No vienen sólo de México, sino de toda Suramérica y el mundo”.

Las polémicas declaraciones de Trump tuvieron lugar en el evento de lanzamiento de su campaña presidencial la semana pasada. “Estados Unidos se ha convertido en un vertedero de los problemas de todos los demás. Cuando México envía a su gente, no envían a los mejores. No te mandan a ti… te mandan a gente que trae sus problemas. Traen sus drogas, su crimen. Y asumo que algunos de ellos son buena gente”, dijo.

Trump ahora enfrenta severas críticas luego del discurso que fue catalogado como “racista” por muchos. El millonario es dueño del concurso Miss USA, que se efectuará el 12 de julio y muchos artistas se han retirado del evento debido a sus declaraciones.

Representantes de Univisión anunciaron este jueves que la cadena no transmitirá el concurso. Muchas celebridades como J. Balvin se han distanciado de él.

“Contrataremos a otras personas. Puede que tengamos mucha gente que quiere hacer esto. Estamos buscándola ahora. No nos importa nada que esos dos hosts se hayan retirado. Nunca había escuchado de ellos, francamente”, aclaró Trump, refiriéndose a Christian De La Fuente y Roselyn Sánchez.

Sobre Univisión, dijo: “No pueden retirarse. El gobierno mexicano los presionó en mi opinión porque me lanzo a presidente y como saben, voy bien en las encuestas. Pero si me lanzo a presidente y digo que el intercambio con México es un desastre y que la frontera es un desastre, no les conviene. Ellos quieren mantener silencio y que no diga nada para que México pueda continuar aprovechándose de Estados Unidos y no voy a permitir eso. Es desafortunado cómo Univisión asume el lado mexicano y no el estadounidense en esto”.

Muchas de las estrellas que están en Estados Unidos, como Ricky Martin, amenazan con hacer un boicot al concurso. Los ratings de Miss USA han sido impresionantes desde que Trump asumió las riendas del evento y todo eso podría estar en riesgo si la gente no lo sintoniza.

“Que hagan lo que quieran. No me importa. Hago esta pelea por Estados Unidos, no por México”, concluyó el magnate sobre el posible boicot.

Sepa más: