Eddie Redmayne protagoniza la saga "Animales fantásticos", precuela del universo cinematográfico de "Harry Potter". | Fuente: Composición

De la noche a la mañana, Eddie Redmayne se ha convertido en uno de los mejores actores de su generación. Tras el Oscar por "La teoría del todo" y la nominación por "La chica danesa", disfruta del éxito de "Animales fantásticos" y dice a EFE que no dudó en confiar su futuro a JK Rowling.

"Todo empezó con una reunión con el director David Yates", explicó el británico acerca de su implicación en esta franquicia que sirve como precuela de la célebre saga de "Harry Potter" y cuya primera entrega, "Animales fantásticos y donde encontrarlos" (2016), recaudó más de 800 millones de dólares en todo el mundo.

"No sabía nada del proyecto y el guion se estaba aún escribiendo. David me dijo que JK estaba a los mandos y poco a poco fui descubriendo más. Me encantó el personaje, pero no me enteré hasta más adelante que había planificadas cinco películas", reconoció el artista de 36 años.

"Es algo que intimida, porque pones tu vida en ello. Son varios años de tu carrera en manos de otras personas. Pero la mente encargada de crear este mundo (la escritora JK Rowling) es una de las más privilegiadas de este siglo, así que puse mi vida y mi futuro en sus manos. Creo que es un lugar maravilloso donde estar", afirmó.

Redmayne es consciente de que para el público puede parecer que su éxito ha llegado de manera fulgurante, pero recuerda que viene trabajando duro desde que comenzó a hacer teatro con apenas 10 años.

"He puesto toda mi pasión a películas que nadie ha visto, así que deseo que esta saga tenga una gran acogida e impacte a la gente tanto como lo hicieron las películas de Harry Potter en mí", valoró Redmayne.

Su papel en la saga es el de Newt Scamander, un viajero experto en el estudio de multitud de criaturas mágicas cuya labor le llevará a escribir el libro de texto que aparece en la novela "Harry Potter y la piedra filosofal".

El próximo viernes llega a la cartelera la segunda entrega de la franquicia, "Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald", que cuenta con Johnny Depp y Jude Law (en la piel de Albus Dumbledore) como grandes incorporaciones al reparto y numerosos guiños a los fans de Potter, incluido el regreso a la escuela Hogwarts.

En esta ocasión, los protagonistas deberán hacer frente al poderoso mago Gellert Grindelwald (Depp), cuyo objetivo es dominar la Tierra criando magos de sangre pura.

"Creo que la primera parte era muy cálida. El objetivo era presentar a los personajes, tipos que no encajan bien en la sociedad pero que encuentran apoyo los unos en los otros. Ahora, el peligro que les rodea es mayor y la historia, aunque hay magia, humor y romanticismo, es más oscura", reconoció el actor.

En el centro de la historia está la íntima relación que mantuvieron en su juventud Dumbledore y Grindelwald, algo que se desarrollará en futuras entregas, confesó Redmayne. Ese es uno de los pocos detalles que le han avanzado de las futuras historias.

"Solo nos dan el guion de la siguiente película unos meses antes de rodar. Hace poco me enteré de que la próxima entrega se desarrollará en Río de Janeiro. Es fantástico trabajar así porque amo no saber qué va a ocurrir. De esa manera, no te anticipas al personaje y reaccionas al momento", indicó.

"Prefiero no saber cómo van a acabar las cosas. Únicamente juegas con las cartas que te dan y el contexto que te rodea", finalizó. EFE

¿Qué opinas?