Foto: Difusi
Gary Coleman, detenido este domingo en Utah por no comparecer ante el juez en un antiguo caso de violencia doméstica ocurrido en 2009, salió de prisión tras pagar una fianza de 1.725 dólares, informó la prensa estadounidense.

Las autoridades de la ciudad de Santaquin (Utah) se presentaron este domingo en la residencia del intérprete en respuesta a una llamada al 911 de emergencias, aunque finalmente no se presentaron cargos, explicó una portavoz de la policía local.

Sin embargo, tras revisar el historial criminal de Coleman, la policía descubrió que el actor, famoso por su aparición cuando era niño en la serie "Diff"rent Strokes", no había comparecido ante el juez por un antiguo caso de violencia doméstica denunciado el pasado 26 de agosto.

Coleman, de 41 años, fue arrestado por ese motivo e ingresó ayer mismo en la prisión de Spanish Fork bajo fianza.

 "Este es un asunto mucho menos serio de lo que parece", dijo el abogado del actor, Randy Kester, a la revista People. "No fue detenido por una agresión", añadió.

 Un comunicado de la policía de Santaquin confirmó que la presencia de las autoridades en el hogar del actor este domingo se debió en principio a una llamada por una supuesta alteración del orden y no por su falta de comparecencia ante el juez.

 No obstante, la policía no publicó detalles sobre el caso de violencia doméstica en el que se vio involucrado el actor el año pasado. En consecuencia, Coleman debe presentarse ante la corte de Santaquin el próximo 8 de febrero.

Recién el pasado día 12 una demanda civil contra el actor fue desestimada. La misma se refería al caso de un hombre que acusó a Coleman y a su esposa de golpearle con su vehículo tras una disputa en el aparcamiento de una bolera, pero ambas partes llegaron a un acuerdo extrajudicial.

Pocos días antes el intérprete había sido hospitalizado en Los Ángeles con síntomas de haber sufrido un ataque cerebral.

El actor saltó a la fama de pequeño al encarnar a Arnold Jackson, un niño afroamericano adoptado junto a su hermano Willis por una familia caucásica, en una serie que se emitió entre 1978 y 1986.

Desde entonces, Coleman realizó numerosos papeles de poca repercusión en la pequeña y la gran pantalla. Coleman ha tenido varias veces problemas con la justicia y llegó a sentarse en el banquillo de los acusados por una agresión a una conductora de autobús que le pidió un autógrafo.

EFE