Harvey Weinstein se quedó sin su abogado Benjamin Brafman. La separación fue de mutuo acuerdo. | Fuente: AFP

Harvey Weinstein, el antiguo productor de cine y acusado por varios delitos de violación, pactó con su abogado Benjamin Brafman que deje de actuar como su defensor, un movimiento que ahora tiene que aceptar el juez del caso ya que supone modificar su equipo legal.

En un comunicado conjunto, Weinstein y Brafman informaron de esta decisión de mutuo acuerdo, que se produce apenas un mes después de que el juez de su caso en Nueva York rechazara la desestimación de su caso y fijara el 6 de mayo como fecha de arranque del juicio.

"Ambas partes han acordado separarse de forma amigable y el señor Brafman ha aceptado cooperar de manera completa con el nuevo defensor del señor Weinstein para asegurar una transición ordenada", afirmaron.

El divorcio legal se produce después de que diversos medios reportaran a principios de semana disensiones entre Brafman y el productor Harvey Weinstein, que quería expandir su equipo legal, decisión que no agradó a su abogado.

Aunque se prevé que el cineasta presente a sus nuevos representantes la semana próxima, primero ha de conseguir la aprobación para el cambio del juez de la Corte Criminal de Manhattan, James Burke.

Brafman es un reputado abogado de celebridades -como Sean Combs o Jay-Z- y ha defendido a Weinstein desde que fuera arrestado.

Harvey Weinstein, de 66 años y una vez el productor más influyente de Hollywood, está acusado de violar a una mujer en una habitación de hotel de Nueva York en 2013 y de practicar por la fuerza sexo oral a otra mujer en su apartamento de Manhattan en 2006.

En total son cinco los cargos de delitos graves a los que se enfrenta: dos cargos de agresión sexual depredadora, un cargo de acto sexual delictivo en primer grado y uno de violación en primer grado y otro violación en tercer grado. (EFE)

¿Qué opinas?