Foto: Difusi
Los hijos de Michael Jackson aprendieron de su padre a  querer a los animales. Es por eso que ayudaron a un perrito llamado Scooby Roo, quien perdió  las dos patas delanteras en una accidente.  

Prince y Paris colaboraron con la colecta de la organización Fuzzy Rescue, que  promovió una campaña para recaudar fondos para que el pequeño can vuelva a caminar.

Los pequeños donaron 2 mil dólares para la compra de un carrito con ruedas para que lo ayude a movilizarse. 

Los miembros de la organización dijeron que el perrito tratará de acostumbrarse al carrito aparato, pero en unas semanas el can volverá a correr inquieto como siempre.

Estas buenas acciones ayudarán a los pequeños a sentirse mejor, tras la muerte de su padre; ya que hace poco se supo que los pequeños acuden a terapia para superar la terrible pérdida.