Foto: Difusi
Dos años después de ganarle un juicio de 545 mil dólares, Jennifer Lopez volvió a demandar a su primer  marido, Ojani Noa, tras conocer las intenciones de difundir un vídeo sexual de la actriz y cantante.

La demanda fue presentada el viernes por López, quien actualmente está casada con Marc Antony, y pide una reparación de 10 millones de dólares por daños y perjuicios.

El portal TMZ.com informó que un juez ya le otorgó una orden restrictiva temporal para parar la distribución de video casero íntimo.

Como se sabe, la prensa estadounidense publicó que un video de alto calibre sexual, que tiene como protagonista a la artista, está siendo ofrecido por Ojani al mejor postor.

Según los medios de comunicación, en la cinta casera aparece Jennifer y su primer marido teniendo relaciones íntimas.

Como se recuerda en 2006, López demandó Noa, tras conocer las intenciones de publicar un libro sobre la vida de la artista.