Foto: cortesía Ok Magazine


La presión mediática parece haber causado serios efectos en la salud de Jessica Simpson, quien durante las últimas semanas ha sido criticada por un repentino aumento de peso.

 

Luego que un blog de espectáculos publicara fotografías de Simpson exhibiendo un pronunciado vientre, la artista quedó afectada y no ha logrado concentrarse en sus actividades cotidianas.

 

Ello quedó evidenciado en su último concierto, donde se mostró nerviosa, olvidó la letra de varias canciones y terminó marchándose del escenario entre lágrimas.

 

Dieta estricta

 

Tras la serie de penosos episodios, la cantante country ha decidido concentrarse en recuperar su esbelta figura, según informa en una entrevista concedida a la revista estadounidense OK.

 

"Jessica solo espera terminar la gira y liberarse de todo el estrés. Estoy segura que luego de eso logrará perder peso. Hay mucha presión, sobretodo cuando hay gente criticando cada uno de tus movimientos", comentó una amiga cercana a la artista.

 

Para lograr su meta, Jessica Simpson deberá olvidarse por un tiempo de sus bocadillos favoritos, como chips y guacamole, y deberá iniciar una estricta rutina de ejercicios.