AFP

Cuando muchos pensaban que la relación entre Katy Perry y John Mayer se fortalecía cada vez más, surgió la sorpresiva ruptura. Y todo parece indicar que la decisión de acabar con el romance, estuvo en manos de la cantante.

Según el portal E! News, la intérprete de Dark Horse sentía que su personalidad no era del todo compatible con la del cantante estadounidense.

“Katy sintió por un momento que algo no estaba del todo bien entre ellos, de que algo faltaba”, indicó una fuente al referido sitio web.

“Perry sabía que había ciertas diferencias en sus personalidades, y en el fondo, sospechaba que ella y Mayer no eran el uno para el otro”, agregó el informante.

Actualmente la cantante se encuentra en una gira promoción y al parecer alejarse de Mayer ha sido un alivio para ella.

“Tomó la decisión y ha sido bueno para ella, en definitiva, un paso positivo, y ahora se puede seguir adelante con su vida”, dijo la fuente.

Sin embargo hay quienes aseguran que la ruptura apunta a una infidelidad por parte de Mayer, aunque también algunos indican que todo fue por un desliz de la cantante.