Web oficial

La socialité Kim Kardashian precisó que cuando está enamorada solo le hace caso a lo que su corazón dicta y prefiere no escuchar comentarios de terceros, por eso, durante su relación con Kris Humphries no quería saber la opinión de su familia sobre él.

Soy una persona que cuando está enamorada, no me puedes decir todo. Debes pasar por eso tú mismo. Así que, hice lo que creía que había que hacer. A veces no quieres oír todo lo que tu familia tiene para decir”, indicó en ‘The Tonight Show’.

Ahora que está separada, Kardashian reconoció que “tal vez debí haberlos escuchado”, pero “no sería quien soy hoy en día sino hubiera pasado por todo eso”.

Por último, dejó en claro que la prensa y el acoso de las cámaras no tuvo nada que ver en la decisión de terminar su matrimonio con Humphries.

Sincera y honestamente creo que hubiera terminado igual si las cámaras no hubieran estado. Somos exactamente quienes somos con las cámaras encendidas o apagadas y por eso es que amo tanto a mi familia. Lo que ves es lo que obtienes. Mostré mi vida y la realidad de ella y a veces puede que no sea bonita todo el tiempo pero es quien soy y he aprendido mucho de ello”, finalizó.