Grosby

La díscola actriz Lindsay Lohan ha estado trabajando muy duro en su nueva película “Liz and Dick”, que produce Lifetime para la televisión, y para “calmar” el estrés fuma dos cajetillas de cigarros al día.

"Literalmente, cada vez que termina una escena, Lindsay enciende otro cigarrillo", explica una fuente a Us Weekly. "Tú puedes oír a la gente decir en el set: ‘Consigan un cigarro para Lindsay’”.

"Entre tomas se sentaba en la silla del director fumando sus cigarrillos. Ha estado trabajando muy duro, pero sin la nicotina probablemente no podría hacerlo, eso la mantiene calmada”, agrega la fuente.

Sin embargo, TMZ.com informa que los ejecutivos de Lifetime andan preocupados pues temen que los constantes problemas de Lindsay arruinen la filmación de la cinta.

Los productores están particularmente molestos por el accidente automovilístico que sufrió hace algunas semanas. Ellos temen que la libertad condicional de LiLo podría verse afectada por mentir a la policía, y se preocupan que la actriz choque un auto nuevamente.