La ganadora del Oscar decidió transformar los comentarios negativos en oportunidades para cambiar la percepción de la gente hacia las comunidades marginadas. | Fuente: Vogue | Fotógrafo: Mario Testino

Vogue escogió a la hermosa ganadora del Oscar Lupita Nyong’o para su portada de octubre. En ella Nyong'o se refiere a las dolorosas críticas con las que ha tenido que lidiar desde su rol protagónico en la película de 2013, 12 años de esclavitud.

Nyong'o recordó que una agencia de talento le aseguró que su carrera en Hollywood duraría "dos, tres años", porque: "¿Beyoncé sería quien es si no luciera como luce? Siendo de piel más clara más gente puede identificarse con ella". La actriz respondió que no tiene tiempo para comentarios racistas.

La actriz de origen africano aparacerá en la carátula de la edición de Vogue de octubre. | Fuente: Vogue | Fotógrafo: Mario Testino

"Tengo que hacer oídos sordos a esas damas cristianas", le dijo a la revista la actriz de 33 años. "Me ven como parte de un atractivo cultural. Estoy viva y respiro. Esa persona no toma en cuenta lo que desayuné, cómo se siente mi estómago y por qué no me fue bien en la audición".

Lupita continuó: "No puedo huir de quién soy, de cómo luzco o de cómo la sociedad me percibe".

En vez de eso, la actriz convierte los comentarios negativos en una oportunidad para cambiar la percepción de la gente sobre comunidades marginadas: "Debo apoderarme de lo que soy", explicó. "Quiero crear otras oportunidades para personas de color, porque soy lo suficientemente afortunada como para tener una plataforma para hacerlo. Por eso mis personajes en Eclipsed y Queen of Katwe son tan importantes, para cambiar la narrativa, para ofrecer un nuevo lente con que ver la identidad africana".

Una misión más profunda guía los papeles que Nyong'o escoge: "Me apasiona poder extender y diversificar la voz africana. Es intencional y significativo".


Sepa más: