A pesar de la negativa que ha obtenido por parte de los tribunales malauís, Madonna no parece darse por vencida en su ofensiva para adoptar a la pequeña Mercy James, que vive en un orfanato en el país africano.

 

La reina del pop llegó el domingo a Londres, después de una emotiva despedida con la niña de tres años, pero su abogado en Malaui ya ha anunciado que apelará ante la decisión de la corte.

 

Según publica la edición de Internet de la revista británico Hello!, Alan Chinula, el abogado malauí de Madonna, ha descrito la decisión de los tribunales como "incomprensible", basándose en que ellos mismos admitieron su primera adopción, del menor David Banda, en 2006, siendo que la cantante no había vivido tampoco los 18 meses mínimos que ahora establecen para darle la tuición de Mercy James.

 

En tanto, Madonna y sus tres hijos, que habían viajado a Malaui la semana pasada, regresaban al aeropuerto de Luton, en Londres, el domingo por la tarde, adonde llegaban a bordo de un jet privado que voló desde Lilongüe y donde les esperaba el ex marido de la cantante, Guy Ritchie, quien se ha mostrado afligido por el fracaso del proceso de adopción de Madonna, de quien ha declarado, según la agencia AP, que es "una gran madre".

 

"Es devastador para Mercy", ha dicho Annie Chikhwaza, directora del hogar de niños Kondanani, donde ha sido devuelta la niña que Madonna quiere adoptar, a la agencia Bang.

 

"Ella ya había creado unos fuertes lazos con su nueva familia y cuando la cantante y sus hijos se fueron no paraba de llorar, preguntando "¿Dónde está mi mami?" Tampoco entiende por qué Lola, David y Rocco la han dejado. Me ha roto el corazón verla llorar de esa forma tras la despedida".

 

Según cercanos a la cantante que han hablado con la revista Hello!, durante el viaje Madonna habló con sus asistentes y, mostrándose muy afligida por no poder llevarse a la niña que conoció en el mismo orfanato de David hace unos años, les dijo: "No puedo creer que esté dejando atrás a mi preciosa niña. Esto no está bien, la quiero mucho. Ella necesita estar conmigo".