La pequeña Matilda, de tres años, se ha convertido en la heredera más joven de un premio de La Academia, luego que sus abuelos recibieran el galardón a nombre de su fallecido padre Heath Ledger.

 

Sin embargo, su madre, la actriz Michelle Williams, prefiere mantenerla alejada de las luces y el glamour de Hollywood.

 

"Ahora ella (Matilda) quiere ser una vaquera, pero espero que con el tiempo decida dedicarse a la medicina", comenta .

 

De otro lado, en una entrevista concedida al Daily Telegraph, la estrella de 28 años reveló que aún no logra superar la muerte de su novio y prefiere pasar más tiempo en familia.

 

"Paso el tiempo cocinando, horneando, limpiando y cociendo. Cuando eres una actriz joven tienes mucha presión por el trabajo. Yo espero tomar un descanso y luego volver".