EFE

El actor de “Corazón Valiente” Mel Gibson ha confesado que no le importa si él nunca actúa de nuevo. En una entrevista publicada en Deadline.com, Gibson habla por primera vez, luego del episodio de violencia doméstica que protagonizó y escandalizó al mundo.

“No me importa si no vuelvo a actuar de nuevo”, dijo el actor, al ser preguntado sobre las cosas negativas que trajo para su trabajo el escándalo con su expareja Oksana Grigorieva.

Asimismo, la agencia Reuters, recoge declaraciones de Gibson  hablando sobre el problema que lo llevó a ser sentenciado a tres años de libertad condicional.

“Fue tremendamente humillante y doloroso para mi familia”, señaló refiriéndose a las llamadas dadas a conocer públicamente, donde amenazaba a la madre de su hija.

Como parte de su sentencia, el actor deberá completar un curso de orientación psicológica de 52 semanas para controlar sus ataques de ira y un total de 16 horas de servicio comunitario con la organización Mending Kids, además de abonar multas que ascienden a 580 dólares.

Grigorieva y Gibson se conocieron en el 2009. La pareja no llevaba junta ni siquiera un año cuando, de manera abrupta, pusieron fin a su relación. Grigorieva denunció una supuesta agresión de Gibson, en su residencia de Malibu, en enero de 2010. El actor de 55 años admitió haberla abofeteado para evitar que le hiciera daño a su hija Lucía mientras discutían.