Ángela Ponce no clasificó a la final del Miss Universo 2018, pero se quedó en el corazón del público. La organización del certamen proyectó un video con fotos de cuando era pequeña antes de invitar a caminar por la pasarela del concurso por última vez.

"No necesito ganar el Miss Universo, necesito estar aquí", fueron las palabras de Ángela Ponce en las pantallas. Al momento de terminar la proyección, la invitaron a desfilar por última vez. Ella se quitó la banda, alzó los brazos y recibió la ovación del público.

Mira el último paso de Ángela Ponce por la pasarela del Miss Universo 2018:

Ángela María Ponce Camacho nació en enero de 1991 en la ciudad de Sevilla (España), bajo el nombre de Ángel Mario. Inició su transición a los 16 años, a través de un tratamiento hormonal.

A los 24 años, se realizó una vaginoplastia por criterios estéticos. "Hay mujeres con pene y hombres con vagina, porque la única clave para ser mujer es ser y sentirte mujer", comentó en una entrevista con el New York Times.

Ella ha contado que ha vivido dificultades cuando la gente se ha enterado de su condición transgénero: cuando era modelo fue rechazada por algunas marcas por ser trans.

Esas experiencias de vida la llevaron a colaborar con la fundación Daniela, una organización española que ayuda a personas transgéneros y en el que la modelo busca sensibilizar y acabar con el estigma que afecta a niños y adolescentes transexuales y transgénero.