Captura de people.com

Orlando Bloom y Miranda Kerr están sintiendo la alegría de la paternidad.

Desde el nacimiento en enero del varoncito de la familia, Flynn, Bloom, de 34 años, dice que se siente como una persona diferente.

"Me encanta", dijo recientemente a Hollyscoop. "No me gusta esa palabra, pero me encanta ser padre".

Reconociendo que la paternidad ha "cambiado todo de muchas maneras", Bloom también elogia a Kerr, de 27 años, por ser "una madre increíble".

"Me siento tan bendecida y tan afortunada de tener un niño hermoso y saludable", dijo también Kerr recientemente a esa web. "Es simplemente increíble".