RPP

El músico británico Paul McCartney afirmó en una entrevista con la revista "Q Magazine" publicada hoy que evita "escribir canciones sobre sexo" y que "el baño es uno de los lugares" donde encuentra inspiración para componer.

"Lo más importante a la hora de componer es empezar a escribir. Cualquier cosa, incluso si la primera frase no vale para nada. La clave es comenzar. Sin embargo, el truco para acabar una canción es estar a solas. A mí me gustan los baños, me separo de todos, y ahí lo hago", dijo McCartney.

El antiguo integrante de The Beatles, que acaba de colaborar con el rapero estadounidense Kanye West en la canción "All Day", aseguró que prefiere evitar escribir canciones relacionadas con el sexo, algo que le gusta "más hacer que cantar".

"El sexo es algo que prefiero hacer, no me gusta tanto cantar sobre eso", respondió McCartney al ser cuestionado sobre la canción de 1972 "Hi Hi Hi", que publicó junto a los Wings y que fue prohibida en la cadena británica BBC.

"'Hi Hi Hi' se pensó en una época en la que lo que hacía la gente era tener sexo y estar drogado. Supongo que cantar sobre el sexo no es uno de mis estilos", agregó el músico.