La cantante originaria de Barbados, Rihanna, sorprendió una vez más con un radical cambio de look.

En esta oportunidad, inició el mes de agosto con el cabello muy corto, luego de que decidiera hace algunas semanas teñírselo de gris.

Mediante su cuenta en Instagram, publicó una serie de imágenes en las que luce su color natural, el negro, y unos rulos.

Todavía busco adaptarme a mi corte. Me puse un poco de lápiz labial rojo”, se lee en una de las fotos.