Tras 34 años de guardar silencio y eludir a la justicia, el director polaco Roman Polanski admitió al mundo que sí abusó sexualmente de Samantha Greimer, cuando ella tenía solo 13 años.

El también actor, productor y guionista emitió esta confesión en el documental “Roman Polanski: a film memoir”, de la cineasta Laurent Bouzereau.

En la cinta, el director de “El bebé de Rosemary” afirma que Greimer “es una doble víctima: víctima mía y víctima de la prensa”.

Polanski fue acusado de violación en 1977 por Samantha  Geimer, quien aseguró que el director abusó de ella tras drogarla durante una sesión fotográfica en la casa de Jack Nicholson.

Tras la denuncia, el cineasta rechazó los cargos y huyó de los Estados Unidos, para encontrar refugio en Europa.

Pese a las precauciones de Polanski, en 2009 fue detenido en Suiza por una orden que tenía pendiente. Sin embargo, las autoridades helvéticas rechazaron extraditarlo y hasta hoy continúa libre.

Lea más NOTICIAS de ENTRETENIMIENTO haciendo clic AQUÍ.