Diego Lombardi y Emilia Drago
Diego Lombardi y Emilia Drago cumplieron seis años de casados el 29 de noviembre. | Fuente: Instagram / Emilia Drago

Este año, Emilia Drago y su esposo, el también actor y director Diego Lombardi, se convirtieron en padres por segunda vez. Una feliz noticia que antecedió a la celebración de sus seis años de casados el pasado 29 de noviembre.

Con románticos mensajes a través de sus redes sociales, así celebró la pareja su aniversario en medio de la pandemia del nuevo coronavirus. A través de su cuenta de Instagram, Drago reconoció que en su matrimonio hay mucho humor.

Pasarán los años y nosotros seguiremos teniendo momentos como este... de risas y payasadas. ¡Hoy son 6 años de matrimonio!”, escribió en la leyenda que acompaña una fotografía donde se luce su vestido de novia junto a Lombardi en el día que se dieron el sí.

Ante este detalle, Diego Lombardi tuvo uno similar con su esposa y también le dedicó unas emotivas palabras desde su cuenta de Instagram: “Hemos vivido momentos divertidos y momentos tristes, somos padres de dos niñas hermosas y seguimos juntos en el viaje de la vida”.

Contigo hasta el fin del mundo, ida y vuelta, en cualquier medio de transporte”, concluyó el actor.

LA BEBÉ DE DRAGO Y LOMBARDI SUPERÓ LA DISPLASIA DE CADERA

Emilia Drago compartió con sus seguidores una buena noticia: su segunda bebé superó la displasia de cadera que padecía desde el nacimiento. A comienzos de septiembre, la actriz peruana reveló que, apenas unos meses después del nacimiento de su hija Lara, los médicos le detectaron esta afección.

Durante los últimos meses, la pequeña ha tenido que usar un arnés para recuperarse de dicha malformación congénita, la cual compromete la articulación que une la cabeza del fémur con el hueso de la pelvis. A través de Instagram, Drago reveló que ya no tendrá que utilizar este accesorio.

“Hoy ha sido un día muy especial para nosotros. Después de tantos días tan difíciles, les cuento que Larita ya no necesitará más el arnés. Su cuerpito reaccionó súper bien al tratamiento, nosotros como papás fuimos bien chancones con las indicaciones y no le quitamos el arnés nunca, lo cual es súper importante”, se lee en su publicación.

La displasia de cadera en recién nacidos tiene diversos niveles de gravedad y, según cuenta Emilia Drago, su hija no tenía una muy severa. Desde ahora, ella y su esposo Diego Lombardi tendrán que continuar con los controles médicos para poder estar seguros de la mejora de la bebé.