Monique Pardo
Monique Pardo reveló que no tiene a alguien que cuide de ella mientras se encuentra delicada de salud. | Fuente: Instagram

Recientemente, Monique Pardo reveló que se encontraba delicada de salud por un mal cardiaco. Desde que empezó la cuarentena a mediados de marzo, la exvedette se encuentra sola en casa y no tiene a alguien que pueda atenderla mientras atraviesa esta situación complicada.

En conversación con América Hoy, la intérprete de “Caramelo” contó que todo se dio a causa de unos medicamentos que le recetaron para su bronquitis asmática. La reacción a estos componentes le provocó una taquicardia y tuvo que ser trasladada de emergencia.

Hay médicos muy agresivos con la medicina, yo no necesito inhalador, y algo así fue que me complicó... A mí me vino una taquicardia de 150 de frecuencia cardiaca y así me tuvieron en emergencias cuatro horas. Nunca me llegó a faltar el aire, pero la agitación fue terrorífica”, dijo Monique Pardo.

SE ENCUENTRA SOLA EN CASA

Para dificultar más su situación, Monique Pardo está sola en casa en plena pandemia de COVID-19. A inicios de la cuarentena, pidió a su esposo que pase el tiempo con sus hijos, pero el confinamiento social obligatorio se alargó por varios meses dejando a la popular cantante sin un acompañante que la pueda cuidar en estos momentos.

Estoy solita en casa. Cometí un error al decirle a mi esposo que haga la cuarentena con sus hijos, pues pensábamos que era 15 días. Él me cuida, me cocina y ahora no hay quien me cuide. Hay días que no como bien y todo eso me está dañando”, confesó y pidió ayuda: “Yo no estoy sana, todavía, y sí quería pedirles ayuda para una tomografía de pulmones”.

Cabe destacar que,la conocida Monique Pardo asegura encontrarse bajo mucho estrés por la crisis de salud que azota nuestro país. En tres semanas, nacerá su nuevo nieto y eso le provocó una tensión por no saber qué pasará ante la llegada de la bebé en tiempos de pandemia.

“Es muy importante no tener tensiones porque yo vivía desesperada, en esta época, pensaba en mi nieto, en qué pasará, una desesperación. ¿Cómo me cuido para que nadie me contagie y yo poder cuidar a los niños?... Me sentía responsable y la responsabilidad hacía que me desespere”, agregó.

Sepa más: