Nicki Minaj rompió su silencio y arremetió contra Cardi B en su programa de radio.

Han pasado tres días para que Nicki Minaj se animara a hablar públicamente del altercado que protagonizó junto a Cardi B el pasado viernes en una fiesta organizada por la revista "Harper's Bazaar" en el marco de la Semana de la Moda de Nueva York. A diferencia de su compañera de profesión y ahora enemiga declarada, que utilizó sus redes sociales para pronunciarse acerca de su encontronazo, la intérprete de "Anaconda" ha optado por otra plataforma: su programa de radio Queen para la emisora Beats One de Apple.

Nicki comenzó su alegato asegurando que jamás se había sentido tan avergonzada como esa noche y que, mientras Cardi se dedicaba a proferirle insultos e intentar zafarse de los guardaespaldas que la sujetaban previsiblemente para golpearla ─por suerte no lo logró─, ella solo podía pensar en la impresión que debían estar causando al resto de invitados.

"La otra noche me vi involucrada en algo muy humillante, por lo que pasar frente a gente tan distinguida... y no estoy hablando de blancos o negros, me refiero personas que tienen su vida en orden. Me sentí mortificada... No podía creer lo humillada que me estaba sintiendo... ni la imagen que estábamos dando", comenzó la cantante, para luego referirse a la acusación de Cardi B, quien dijo que Minaj habló de sus hijos.

"Jamás hablaría del hijo de otra persona, y resulta muy triste que alguien intente hacer creer al resto del mundo que sí lo haría. Que quede claro: nunca hablaría de niños ni de la forma en que les educan sus padres. Resulta una verdadera locura que la gente siempre quiera hacerme quedar como la mala de la historia".

EL MENSAJE PARA... ¿CARDI B?

"Si te metieras en tus asuntos e hicieras las cosas bien, no necesitarías ir por ahí haciendo quedar a los demás como los malos. Sabes de sobra que nunca he hablado mal del hijo de nadie. Yo no soy una payasa, y eso son payasadas", sostuvo Minaj, aunque sin decir el nombre de Cardi B.

Su versión de los hechos choca frontalmente con la que manifestó Cardi poco después de la fiesta de la discordia. Según ella, Nicki se había burlado tanto en redes como en la vida real de su debut en la maternidad junto al rapero Offset, algo que no estaba dispuesta a seguir tolerando, de ahí que perdiera los papeles cuando las dos se encontraron cara a cara el pasado fin de semana.

"¡He permitido que dijeras muchas tonterías sobre mí! Intenté hablar contigo en persona sobre ello en una ocasión, y volví a intentarlo una vez más, y todas esas veces tú admitiste tu culpabilidad. Pero cuando mencionas a mi hija y decides dar 'me gusta' a comentarios acerca de mi capacidad para cuidar de ella cruzas una línea de no retorno. He trabajado demasiado duro y he llegado demasiado lejos como para permitirlo", aseguró Cardi.

0 Comentarios
¿Qué opinas?