Tula Rodríguez y Javier Carmona
Javier Carmona, esposo de Tula Rodríguez, cumplió dos meses de fallecido este 30 de noviembre. | Fuente: Instagram

Tula Rodríguez se puso nostálgica tras cumplirse dos meses desde que su esposo Javier Carmona falleciera a los 56 años el pasado 30 de septiembre. La conductora de “En Boca de Todos” compartió una publicación en sus redes sociales donde reveló a sus seguidores cómo se siente en pasar su primera Navidad sin el padre de su hija.

“Este año es atípico y es mi primer año sin mi esposo”, se lee en una parte del mensaje que subió a cuenta de Instagram en la que sale con su hija.

Yo no sé qué ha pasado este año. Los dos años anteriores, Valentina no quería armar el árbol de navidad, yo le decía ‘que en la casa no se podía perder el espíritu navideño’, porque estábamos con el tema de mi esposito”, comienza su mensaje.

A pesar de pasar por una etapa triste en su vida, confiesa que su hija es su motor principal para salir adelante y aseguró que ella es quien le enseña a cómo sobrellevar esta difícil situación: “Esta Navidad yo estoy con mucha flojera y Valentina me dice ‘mamá en esta casa no se puede perder el espíritu navideño’ y tengo mi arbolito ahí, he sacado todo y todavía no me animo a armar”, agregó.

“Tengo mi casa desordenada desde hace días y todavía no pongo los adornos, ¿cómo van ustedes?, porque hoy lo hago sí o sí. Mi arbolito está pelado, es que este año es atípico y es mi primer año sin mi esposo”, finalizo.

TULA RODRÍGUEZ Y SU ÚLTIMA CHARLA CON SU ESPOSO

Javier Carmona, esposo de la conductora de televisión Tula Rodríguez, falleció en la mañana del miércoles 30 de septiembre a los 56 años, dos años después de estar en estado vegetativo, según confirmaron fuentes de RPP Noticias. 

Hace unos días, la misma Tula recordó la última vez que conversó con su pareja o la última ocasión que lo vio lúcido. “Llegaste a buscarnos a casa para llevarte a la clínica porque te sentías mal. En mi desesperación bajé corriendo para sacar el auto y poder irnos, pero tú no querías bajar hasta que Valentina esté con nosotros. Yo insistí en irnos, era una emergencia, pero tú tajante dijiste: ¡Sin Valentina no me voy!”.

Al inicio de la cuarentena, Javier Carmona fue trasladado a su casa -para evitar riesgos de contagio de la COVID-19- donde era atendido por su esposa e hija Valentina.