Copa Libertadores
Libertad emitió comunicado luego de que Conmebol autorizara viajar a jugadores de Boca Juniors que siguen dando positivo. | Fuente: Copa Libertadores

Hace unos días se dio a conocer que Boca Juniors había sufrido un rebrote de coronavirus en su plantel y que, en su totalidad, llegaron a contagiarse 22 jugadores; hecho que encendió las alarmas tomando en cuenta que este jueves se medirán ante Libertad de Paraguay en calidad de visitante por Copa Libertadores.

Sin embargo, luego se informó que tanto Conmebol como el Ministerio de Salud de Paraguay autorizaron que los jugadores que fueron contagiados y siguen dado positivo a las pruebas PCR puedan viajar y presentarse al encuentro. ¿Por qué?

La condición es que en tales casos, los futbolistas tiene que haber pasado por cuarentena de 14 días y no presentar síntomas. Tanto Conmebol como la entidad de salud paraguaya alegan que, de ser así, ya se les puede considerar como personas recuperadas y que no tienen la capacidad de contagiar a otros. 

En este contexto, Libertad de Paraguay emitió un comunicado en sus redes sociales donde rechaza tal autorización y se mostró en contra de que los jugadores del 'xeneize' puedan viajar si continúan arrojando resultados positivos. 

"El Club Libertad manifiesta su total indignación, repudio y absoluta preocupación por el trato diferenciado y a favor que se le otorga a estas personas en detrimento de la salud de la población paraguaya", se lee en el primer párrafo del mensaje emitido.

Asimismo, afirma que no se niega a disputar el encuentro en la fecha prevista ante Boca Juniors, pero también precisa que "no consentirá ni admitirá la aplicación de excepciones inadmisibles que pongan en riesgo la salud de sus futbolistas. La salud y la vida humana misma están por encima de todo". 

Por su parte, Gerardo Brunstein, jefe médico de la APF, respaldó la decisión tomada por Conmebol: "La opinión de expertos dice que, sin síntomas, una persona que ha pasado 14 días ya se considera recuperada. Desde la semana pasada la Conmebol solicitó una modificación en los protocolos".