Los archirrivales argentinos Boca Juniors y River Plate, igualaron este domingo 2-2 en la ida de la final de la codiciada Copa Libertadores y dejaron abierta la histórica definición para el choque decisivo el 24 de noviembre en el estadio Monumental.

El partido, que se jugó sin público visitante por cuestiones de seguridad, fue trasladado a este domingo tras la suspensión el sábado por una lluvia torrencial que azotó a Buenos Aires.

Ramón 'Wanchope' Ábila (33) abrió el marcador para Boca, Lucas Pratto lo empató (35) y Darío Benedetto de cabeza convirtió el segundo al 45+1.

Carlos Izquierdoz, a los 60, anotó en contra de su arco, al intentar desviar un centro de Gonzalo Martínez, y le dio la igualdad al millonario.

Si se registra un empate en la vuelta de la histórica final en el Monumental de River, habrá alargue y, de permanecer la igualdad, definición por penales. En la finalísima, el gol de visitante no se toma en cuenta como ventaja adicional.

(Con información de AFP)