Marcelo Gallardo disputó como jugador la final que River Plate perdió ante Cienciano por la Copa Sudamericana en el 2003. | Fuente: EFE | Fotógrafo: Mar�Paulina Rodr�ez

El técnico de River Plate, Marcelo Gallardo, pidió disculpas por haber ingresado al vestuario durante el partido que ganó el martes a Gremio, cuando se encontraba sancionado, y dijo que fue una reacción emocional e impulsiva, descartando una "postura desafiante".

"Haber ingresado al vestuario, haber trasgredido una norma reglamentaria, creo que tuvo mucho más que ver con lo emocional que con una actitud desafiante", aseveró Gallardo en una rueda de prensa este viernes, pocas horas antes de que el Tribunal de Disciplina de la Conmebol se pronuncie ante un reclamo presentado por Gremio.

"Fui sanguino, (pero) asumí mi responsabilidad, asumí que trasgredí la norma. Fue un acto impulsivo, íbamos perdiendo 2-0 (en el marcador global) en ese momento, sentí que tenía que estar con mi gente y eso hice", explicó Marcelo Gallardo.

"Cuando se actúa impulsivamente, cuando se actúa con el corazón, a veces se pierde la razón. Si fue un acto de indisciplina pido disculpas, no tuvo nada que ver con una postura desafiante de mi parte", insistió.

Gremio, aún campeón vigente de la Copa Libertadores, reclama que el tribunal le otorgue el triunfo ante River por 3-0 y jugar la final con Boca Juniors, que el miércoles empató 2-2 con el brasileño Palmeiras al que había ganado en la ida por 2-0.

¿Qué opinas?