En el Santiago Bernabéu | Fuente: Conmebol

River Plate no se rinde. El cuadro 'millonario' rechazó, una vez más, jugar la final de la Copa Libertadores ante Boca Juniors en Madrid. A través de un comunicado, el club de Núñez dio a conocer sus argumentos para no trasladar el trascendental partido a la capital española porque considera que hacerlo fuera de Argentina "desnaturaliza la competencia, perjudica a quienes adquirieron su ticket y afecta la igualdad de condiciones a partir de la pérdida de la condición de local".

El club millonario reiteró que el ataque que sufrió Boca Juniors, cuando se dirigía al Monumental de Núñez, fue responsabilidad de las autoridades porque el operativo de seguridad falló. Además, señala que las 66 mil personas que llegaron al estadio y que coparon sus graderías lo hizo en forma pacífica y sin contratiempos. Ellos también ha sido victimas de los actos vandálicos que llevaron a la suspensión del Superclásico.  "Aguardaron pacientemente durante alrededor de ocho horas el día sábado y volvieron a concurrir por segunda vez al estadio el domingo", se puede leer en el comunicado.

River Plate también indicó que Unidad Disciplinaria de la Conmebol ordenó la "repogramación del partido", pero "NO dispuso que el club pierda su condición de local o que NO se juegue en algún estadio de Argentina". 

El comunicado del club de Núñez, que llega la firma del presidente Rodolfo D'onofrio y del secretario Ignacio Villaroel, no descartan iniciar las acciones legales que sean necesarias si se continúa con el resolución.

Aquí el comunicado de prensa de River Plate

¿Qué opinas?