El único gol del partido lo hizo Trézéguet. | Fuente: EFE

Egipto obtuvo una discreta victoria 1-0 sobre Zimbabue en el partido inaugural de la Copa de África que se disputa en la tierra de los faraones y en el que el astro egipcio del Liverpool Mohamed Salah pasó desapercibido.

El Estadio Internacional de El Cairo fue testigo del inicio de la 32 edición de la Copa de África de Naciones con un partido gris en el que Trézéguet puso el único gol del partido en el minuto 41 que al final daría el sufrido triunfo para el conjunto del mexicano Javier Aguirre.

El gol llegó tras una pared con el lateral Ayman Ashraf en el pico de la frontal del área grande. El extremo del Kasimpasa turco buscó el espacio entre los tres centrales que le cubrían para colocar el disparo al poste izquierdo del guardameta zimbabuense Edmore Sibanda, que quedó paralizado.

No tuvo suerte Mohamed Salah. Probó desde la banda derecha durante todo el encuentro, pero sus guardaespaldas zimbabuenses, los defensas Divine Lunga y Teenage Hadebe, no dejaron margen de maniobra al ídolo egipcio, que quedó relegado al centro del campo para repartir juego junto con el volante del Arsenal Mohamed Elneny.

 

Sorprendió Zimbabue, que pese al asedio egipcio en su área siempre salió con el balón controlado. El conjunto de Sunday Chidzambwa apostó por el contragolpe, liderado por la velocidad de su capitán, Knowledge Musona, y se atrevió a jugar al primer toque en el área defensiva de los faraones.

Con este resultado, Egipto obtiene los tres primeros puntos del campeonato y se coloca como primero en el Grupo A, que completan Uganda y RD Congo, selecciones que se enfrentarán este sábado en el Estadio Internacional de El Cairo para hacerse con los tres puntos e igualar a Egipto en la clasificación. (EFE)

¿Qué opinas?