"Esta vez tardé más para digerirlo. Me quedé realmente triste", confesó Neymar. | Fuente: AFP

Neymar, atacante brasileño del París Saint-Germain, afirmó en una entrevista al programa Esporte Espetacular, divulgada este martes, que estuvo dos días llorando en casa tras la nueva lesión que sufrió en el pie derecho el pasado 23 de enero.

"Esta vez tardé más para digerirlo. Me quedé unos dos días en casa, mal, solo lloraba, realmente triste", dijo Neymar, de 27 años, en un adelanto de la entrevista que se transmitirá por completo el próximo 3 de marzo.

El '10' del conjunto francés se recupera de una nueva lesión en el quinto metatarsiano del pie derecho, el mismo hueso que se rompió la temporada pasada y del que fue operado en aquella ocasión.

Para Neymar, esta segunda lesión fue "hasta más complicada" que la primera, desde el punto de vista anímico. "La primera vez, cuando me lesioné, dije: 'Vamos, vamos a agilizar, vamos a operar pronto, que tenemos que llegar a la Copa del Mundo (de Rusia). No me quedé triste", relató la estrella de la selección brasileña.

En 2018 el delantero viajó hasta Brasil para operarse, inició en su país el proceso de rehabilitación y guardó reposo durante todo ese tiempo en su mansión en Mangaratiba, ubicada en el litoral sur del estado de Río de Janeiro.

Consiguió recuperarse a tiempo para el Mundial de Rusia, donde evidenció su falta de ritmo, algo que sintió el combinado dirigido por Tite hasta su eliminación en los cuartos de final frente a Bélgica (1-2).

Sin embargo, esta vez optó por un tratamiento más conservador, descartó pasar por el quirófano y se puso en manos de un equipo médico en Barcelona.

Neymar espera estar listo para disputar a mediados de abril los cuartos de final de la Liga de Campeones, siempre y cuando el PSG supere la ronda de octavos, después de haber ganado por 0-2 en Old Trafford al Manchester United. (EFE)


¿Qué opinas?