Pep Guardiola no quedó nada conforme con la actuación de los árbitros. | Fuente: Twitter | Fotógrafo: Football Daily

Manchester City cayó 3-1 a manos del Liverpool en el partido más importante de la fecha 12 de la Premier League. En un duelo que fue completamente dominado por el conjunto de Jürgen Klopp, los dirigidos por Pep Guardiola no tuvieron respuesta. Sin embargo, más allá de lamentar el rendimiento de sus futbolistas, el estratega español tampoco quedó contento con el desempeño de los árbitros.

Tras tener más de una discusión con ellos a lo largo de los noventa minutos, Pep Guardiola les hizo saber su disconformidad al término de la derrota del Manchester City de una peculiar manera. Después del pitazo final, el entrenador de 48 años fue hasta la mitad del campo para darles la mano a cada uno de los referís y les agradeció, aunque con un rostro que evidenciaba molestia.

Después de tener este contacto con la terna arbitral, Pep Guardiola saludó a unos futbolistas del Liverpool y procedió a ir al vestuario del Manchester City. Con esta derrota, el equipo 'citizen' se posiciona en el cuarto lugar de la Premier League con 25 unidades, quedando a nueve del puntero.

Así fue el irónico reclamo de Pep Guardiola a los árbitros. | Fuente: Twitter | Fotógrafo: Football Daily
¿Qué opinas?