Manuel Burga era ‘Fiat’: los sobornos a los dirigentes sudamericanos eran encubiertos con marcas de autos

Santiago Peña, testigo clave del caso ‘FIFAGate’, reveló los sobrenombres que tenían las cabezas del fútbol sudamericano.
Ochos dirigentes sudamericanos aparecen en los registros de pagos de Full Play, empresa involucrada en el escándalo de corrupción en la FIFA. | Fuente: RPP Noticias, Clarín, Infobae, BBC | Fotógrafo: Elaborado por: Ivón Schmitt - Periodismo Gráfico Audiovisual

‘Fiat’, ‘Honda’, ‘Benz’, ‘Toyota’, ‘Kia’ y ‘Peugeot’. No se trata de una feria automovilística, sino de los sobrenombres de los motores de la corrupción en el fútbol en la región. Los pagos a las cabezas del fútbol en Sudamérica eran camuflados con marcas de autos, informó la agencia Associated Press.

Manuel Burga, el expresidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), era ‘Fiat’, según los datos de una hoja de cálculo entregada por Santiago Peña, otrora ejecutivo de la compañía Full Play Group, que tuvo los derechos de publicidad para las selecciones sudamericanas en el Mundial y la Copa América.

Rápidos y corruptos

El documento de Excel, extraído por Peña de una oficina de Full Play, identificó a otros dirigentes sudamericanos como ‘Honda’, ‘Benz’, ‘Toyota’, ‘Kia’ y ‘Peugeot’. “Básicamente decidimos inventar nombres para cada una de las personas involucradas”, dijo el testigo clave en el juicio que se le sigue a tres dirigentes sudamericanos en Estados Unidos, entre los cuales está Manuel Burga.

Manuel Burga fue extraditado a Estados Unidos el 6 de diciembre de 2016. | Fuente: RPP

Luis Chiriboga de Ecuador era ‘Toyota’, Juan Ángel Noput de Paraguay era ‘Honda’, Carlos Cháves de Bolivia era ‘VW’, Luis Bedoya de Colombia era ‘Flemic’, Sergio Jaude de Chile era ‘Kia’ y el argentino José Luis Meiszner era ‘Peugeot’.

Hasta el cuello

El pasado 2 de diciembre, Manuel Burga fue extraditado a Estados Unidos, donde la Fiscalía lo acusa por crimen organizado y lavado de dinero. Sin embargo, la justicia peruano solo aceptó extradiarlo por lo primero.

Alejandro Burzaco, otro testigo clave del caso ‘FIFAgate’, aseguró en la corte federal de Brooklyn que su empresa Torneos y Competencias entregó una coima de US$3.6 millones de dólares al exdirigente de fútbol, Manuel Burga.

Según las investigaciones, el ex presidente de la Federación Peruana de Fútbol y otros altos mandos de la FIFA recibieron sobornos para favorecer a las empresas Traffic, Full Play y Torneos y Competencias para la entrega de derechos de transmisión de la Copa América y la Copa Libertadores. El caso ha sido bautizado por la prensa internacional como 'FIFAGate'.

Manuel Burga fue nombrado presidente de la FPF en octubre de 2002, cargo que ocupó hasta el 2014. | Fuente: Andina
¿Qué opinas?