| Fuente: RPP

Manuel Burga, expresidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), implicado en los casos de corrupción de la FIFA, según lo que informa el diario The New York Times, brindó su descargo a RPP Noticias, dejando en claro que esperará que lo notifiquen y que no tiene nada que temer u ocultar.

El abogado dejó en claro que no está fuera del país y que no se piensa ir a raíz de esta investigación donde se ve involucrado: "Acabo de leer las 240 páginas del informe por eso no he contestado ninguna llamada, en ninguna cita aparezco. Le he pedido a mis abogados que averiguen de forma exacta donde se me acusa. No he recibido ninguna coima o soborno".

"Estados Unidos aplica la Ley RICO y eso consiste en que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) es una organización criminal, por lo tanto todos los que estamos adentro y hemos tenido participación firmando un documento estamos inmersos en esta investigación. De la misma forma en Estados Unidos todos somos inocentes hasta que se demuestre la culpabilidad", indicó Burga Seoane.

En referencia al informe de 240 páginas donde aparece el nombre de Burga como implicado en el caso de corrupción de la FIFA, el extitular de la FPF indicó que actuará con el respaldo de sus abogados: "Ahí aparecen transferencias de dinero en diferentes situaciones y en ninguna aparezco, en consecuencia le he pedido a mis abogados que encuentren la denuncia exacta más allá de la Ley RICO".

"Yo firmé un documento cuando la Confederación rompió con la empresa Traffic, eso costó un juicio larguísimo, pero de ahí a decir que yo he recibido o que me han pagado o ya me pagaron una coima lo niego enfáticamente", destacó.

Burga no se piensa ir del país

El acusado comentó que está con la conciencia tranquila y no se irá del país como indican, puesto que él está dispuesto a decir todo lo que sabe sobre documentos firmados de la Conmebol.

"Voy a esperar que me notifiquen y me digan cuáles son los delitos por los que debo responder y me defenderé. Yo no he tenido resultado deportivos, pero nuestros balances y memorias están colgados en la página web desde 1994 hasta el año 2014", precisó.

"Yo no tengo nadie a quién echar y nada que devolver, porque nunca he hablado estos temas con nadie y nadie me dio plata. Yo estoy acá y dónde me voy a ir. Aquí me quedaré a defenderme", culminó.