Santiago Solari asume su primera experiencia dirigiendo al elenco principal de un club. | Fuente: Twitter

Santiago Solari (7/10/1976, Rosario), argentino de nacimiento y español de adopción, admirador de Arrigo Sacchi y Vicente del Bosque, da el salto al banquillo del primer equipo del Real Madrid como solución de urgencia desde 'La Fábrica' blanca a la crisis que ha propiciado el adiós de Julen Lopetegui.

"Si me das a elegir, siempre prefiero ser protagonista con la pelota y ser ofensivo". Son palabras de Solari defendiendo su ideal en una entrevista con El Gráfico. Estudioso del fútbol, amante del rigor táctico, da el salto al primer equipo con un sistema similar al de Lopetegui, 4-3-3 o 4-2-3-1, con gusto por laterales de largo recorrido, centrocampistas creativos y movilidad en el tridente ofensivo con un 9 de referencia.

Como futbolista, echó raíces en el Real Madrid, el club en el que más partidos jugó, 209, y en el que conquistó una Champions League, dos Ligas, dos Supercopas de España, una Supercopa de Europa y una Copa Intercontinental.

 Con el jugador intenta "hablar poco", pretende "que los entrenamientos hablen" por él. Lo considera "la mejor manera de comunicar", aunque entra en un nuevo escenario, el del futbolista profesional. Un vestuario de estrellas al que dirigir. Con la experiencia de haber convivido con los 'galácticos' como jugador.

Y llega con dos grandes referentes. El primero, el italiano Arrigo Sacchi por ser "una eminencia, un entrenador que cambió la manera en la que se jugaba al fútbol". El segundo, Vicente del Bosque, que un día vivió lo que ahora experimenta Solari como técnico interino.

¿Qué opinas?