Gareth Bale delantero galés del Real Madrid. | Fuente: Twitter

Zinedine Zidane no le dio la oportunidad a Gareth Bale de despedirse de la afición del Real Madrid en el partido ante el Betis por la fecha 38 de la Liga de España. El delantero galés permaneció en la banca hasta el final del partido.

Se esperaba que Bale sea elegido entre los tres recambios de jugadores ante el Betis. Sin embargo, 'Zizou' decidió los ingresos de Marco Asensio, Isco y Lucas Vazquez.

De esta manera, se vivió un capítulo más entre la mala relación entre Zidane y Bale, luego que el técnico francés volvió al Real Madrid en marzo pasado.

El futuro de Bale es una incertidumbre. El 'Expreso de Cardiff' tiene un pie y medio fuera del equipo merengue y podría retornar a la Premier League.

El centrocampista galés del Real Madrid Gareth Bale en el banquillo durante el partido ante el Betis. | Fuente: EFE
¿Qué opinas?