Recibió cánticos racistas, respondió con un gesto y fue expulsado del partido entre lágrimas

El brasileño Taison recibió la tarjeta roja en el partido entre Shakhtar Donetsk y Dinamo Kiev por la liga ucraniana tras enfrentarse a los insultos racistas de la tribuna.

Los jugadores del Dimano Kiev calmaron y consolaron al brasileño. | Fuente: Shakhtar Donetsk - Twitter

El gran duelo en la liga ucraniana entre el Shakhtar Donetsk y el Dinamo Kiev quedó marcado por la expulsión del delantero brasileño Taison, que vio la roja por encararse con la grada rival después de ser víctima de insultos racistas.

El capitán del Shakhtar, club al que llegó en 2012, abandonó llorando el terreno de juego, al igual que su compatriota Dentinho, víctima también de insultos racistas por parte de los hinchas del Dinamo y que también lloró en la cancha. El encuentro entre el vigente campeón y el segundo del pasado campeonato acabó con la victoria del Shakhtar, que jugaba como local, por 1-0, que le acerca al objetivo de revalidar el título, al aventajar en 12 puntos al Zorya.

La jugada que marcó el partido llegó en el minuto 74, cuando Taison disputó una pelota en el costado izquierdo del ataque del Shakhtar, cometiendo falta sobre un rival. En ese momento, harto de recibir insultos racistas por parte de aficionados del Dinamo que se encontraban en esa zona del estadio, Taison realizó un gesto ofensivo (levantando el dedo medio) y tras arrebatar la pelota al arquero rival, la pateó hacia la hinchada rival.

El extremo brasileño recibió cánticos racistas. | Fuente: Football 1 HD

El árbitro expulsó, según la prensa ucraniana, por "comportamiento antideportivo" al delantero brasileño, que en un primer momento se quedó estupefacto. Tras ser consolado por algunos rivales, Taison abandonó la cancha llorando. "En estos momentos quiero apoyar absolutamente a todos los que sufren el racismo y a los chicos que lo sufrieron hoy. Cualquier muestra de racismo es absolutamente inaceptable. Es y será una vergüenza para todos", declaró el técnico portugués del Shakhtar, Luis Castro.

El club campeón de Ucrania emitió un comunicado para mostrar su "oposición categórica a cualquier manifestación y forma de racismo, discriminación racial, xenofobia y cualquier acto intolerante". Asimismo, afirmó que "no hay justificación posible a los insultos a alguien por su color de piel, religión o creencias políticas".

Tras condenar el incidente, el Shakhtar instó "a las autoridades de fútbol y a los clubes a acabar con el racismo en los estadios". El Dinamo también publicó un tuit para mostrar su rechazo a estos comportamientos: "El fútbol no es lugar para el racismo. #NoToRacism". AFP

¿Qué opinas?