El árbitro de un partido amateur en Brasil entre el Brumadinho y el Amantes no tuvo mejor idea de repeler las amenazas de los jugadores y de los hinchas que sacar una pistola en pleno partido.

Se trata de Gabriel Murta, que cansado de los ataques, fue al vestuario para sacar su arma de su trabajo como policía militar ante la sorpresa de los presentes.

"Lo que pasó obviamente no es algo normal, pero no quiero apresurar nada. En ese momento tomó su arma porque quiso controlar la situación", explicó el caso el jefe de la asociación de árbitros, Giulinano Bozzano.

Este impactante video fue subido subido a YouTube y rápidamente se convirtió en redes sociales.

 

MÁS NOTAS DE LA10.PE EN FACEBOOK

#MartínCáceres está sano y salvo pese a gran choque.

Posted by La10.pe on Martes, 29 de septiembre de 2015
Sepa más: