El arquero de Kirguistán y su blooper en la Copa de Asia. | Fuente: ESPN

Pavel Matiash, arquero de Kirguistán, se llevó un recuerdo imborrable del partido ante China. Y es que cometió un gol en propia puerta, que fácilmente puede ser considerado en el autogol más ridículo de la historia.

Cuando iba 1-0 a favor de Kirguistán, Matiash se convirtió en el villano de la película al cometer un error garrafal a favor de China, tal como se aprecia en un video publicado en un video publicado en YouTube.

Después de un tiro de esquina, el balón se encontraba en el área y en lugar de despejar, el arquero de 31 años introdujo el esférico en su propia portería ante la sorpresas de los rivales y de sus compañeros.

Al final, China logró voltear el marcador a través de un golazo al ángulo del defensa Yu Dabao al minuto 78.

¿Qué opinas?