Mauro Icardi y Maxi López eran muy amigos pero rompieron todo lazo de amistad cuando la pareja del ex jugador del AC Milan se fue para tener una relación con el 9 del Inter de Milán. | Fuente: EFE

El fútbol es un deporte de equipo y una de las principales virtudes que debe haber para lograr títulos es el compañerismo. Esto en algunas ocasiones se destruye por las peleas en el campo de juego o acciones extradeportivas.

Algunos compañeros de equipo pasaron del amor al odio y perjudicaron la interna del vestuario. Estas peleas quedaron en el campo de juego y luego siguieron con su buena relación, pero en otros casos la rivalidad fue para siempre.

Uno de los casos más recordados es el de Maxi López y Mauro Icardi. Ambos jugadores argentinos jugaban en la Sampdoria y eran grandes amigos. Maxi es mayor y para que su compañero tuviera una buena adaptación lo invitaba a su casa. Tiempo después se conoció que el jugador del Inter de Milán enamoró a la esposa de su compatriota y rompieron su amistad. Llegaron al punto de no saludarse ni en los partidos.

Otra de las enemistades más fuertes fue la de Zlatan Ibrahimovic y Rafael van der Vaart. Ambos eran compañeros en el Ajax y todo marchaba bien hasta que sus selecciones se enfrentaron. El delantero sueco lesionó a su compañero y el holandés lo acusó de haberlo agredido a propósito. Desde ahí nunca más se dirigieron la palabra e 'Ibra' terminó dejando el club.

Zlatan Ibrahimovic tuvieron una de las peleas más recordadas de Holanda.


¿Qué opinas?