Facebook Wimbledon

En el fútbol moderno es básico tener un porte atlético y lucir velocidad, pero para el nigeriano Adebayo Akinfenwa, eso parece no importarle.

El delantero pesa 102 kilos y es el jugador más gordo del mundo, justamente en la última jornada con su equipo AFC Wimbledon hizo un golazo.

Akinfenwa le pegó con la cara externa del botín dejando sin opciones al meta rival, en un gol de gran factura para los azules.

Lamentablemente para el Wimbledon, el marcador quedó 2-3 a favor del Exeter City en una nueva fecha de la Football League 2 de Inglaterra.