Una delegación de dirigentes del club Alianza Lima viajará este lunes con destino a Paraguay para reunirse con Nicolás Leoz, presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), a quien le presentarán de manera directa y formal el reclamo por los incidentes producidos el jueves pasado en Santiago ante la Universidad de Chile.

Como se recuerda, Alianza Lima quedó eliminado de la Copa Libertadores tras el empate agónico (2-2) que consiguió la "U" de Chile en los minutos de descuento con un gol concebido en clara posición adelantada de dos atacantes mapochinos y que, inicialmente, había sido considerado como ilegal por el juez de línea del partido.

"De ninguna manera va a quedar impune todo esto que ha sucedido en Chile. Estamos muy mortificados por ese árbitro inepto y sin personalidad, pero también por un señor que ha sido entrenador de nuestro equipo como Gerardo Pelusso, que ha inducido con mentiras y con amenazas de muerte al árbitro. Es inaceptable lo que ha hecho", declaró Guillermo Alarcón en RPP.

"Saldremos el lunes por la noche rumbo a Paraguay, hemos pedido cita al Comité Ejecutivo. El señor Nicolás Leoz nos está dando una cita. Iremos con un miembro del Comité Ejecutivo que es el señor Nicolás Delfino, él defenderá la posición del Alianza Lima", agregó el titular aliancista.

Los pedidos de Alianza

El mandatario blanquiazul indicó que su club basa la denuncia en la amenaza de muerte que recibió el réferi ecuatoriano Carlos Vera de parte del técnico de la "U" de Chile y de su asistente técnico.

"Nosotros no reclamamos por el fallo arbitral, sino por la amenaza de muerte que le hizo Pelusso al juez. Estamos llevando muestras fílmicas y pruebas documentarias donde el señor dice que cambió su decisión para salvar su vida. Él no tenía libertad para poder actuar, fue amenazado de muerte", reveló Alarcón en RPP.

"Estamos pidiendo los tres puntos en base del artículo 20 del reglamento del mismo campeonato. Reclamaremos los puntos y una sanción ejemplar para el árbitro, otra para Gerardo Pelusso, para su asistente y por el daño económico que nos han generado. Esto no va a quedar inmune. Hemos hecho un equipo que quería llegar lejos, la mentira y la maldad no van a prosperar", señaló.

Asimismo, el titular aliancista dejó en claro que el equipo peruano no perderá las esperanzas en este asunto, por lo que espera que se le de una solución lo más pronto posible, incluso, pedirían en el peor de los casos ser partícipes de forma inmediata de la próxima Copa Libertadores o de la Copa Sudamericana.

"Tenemos muy poco tiempo para dar solución a esto, le estamos dando alternativas a la Conmebol, o nos ponen en octavos en la próxima Libertadores o nos dan un cupo en la Copa Sudamericana. Por eso viajamos a Paraguay, porque debe haber una solución. Lo último que vamos a perder son las esperanzas. Alguna solución debe haber porque hubo un daño", sentenció.