Captura Youtube

El árbitro alemán Christian Fischer demandará al brasileño Luisao, del Benfica de Lisboa, por agresión en el amistoso disputado ayer entre el club portugués y el Fortuna Düsseldorf, que quedó interrumpido tras esa acción.

El árbitro, de 42 años, se declaró "consternado" por el ataque sufrido ayer y se propone presentar una demanda penal contra el jugador, informa hoy la agencia alemana dpa.

Fischer quedó durante unos minutos inconsciente y tuvo que ser atendido en los vestuarios, después de caer al suelo al recibir lo que califica de "ataque" del jugador.

El encuentro quedó interrumpido en el minuto 43, después de que Luisao se lanzara airado contra Fischer, y ya no se reanudó.

La acción se produjo después de que Fischer le mostrase la tarjeta amarilla, seguida de la roja, al español Javi García, a lo que Luisao reaccionó con un fuerte empujón con el cuerpo.

El marcador estaba en empate 0-0 y hasta ese momento el partido discurría con normalidad, ante unos 22.000 seguidores del club alemán.

HABLAN LOS CLUBES

El presidente del Fortuna, Peter Frymuth, expresó su estupor por el comportamiento del brasileño y anunció el propósito de denunciar lo ocurrido ante la UEFA.

Tanto Luisao como el club portugués afirman que el árbitro hizo "teatro" y sostienen que no hubo tal agresión.

EFE