Corinthians inauguró el Arena Corinthians, el estadio de Sao Paulo en que se disputarán seis de los partidos del Mundial Brasil 2014, con una fiesta para 20.000 hinchas que contó con homenajes a varios dirigentes y una exhibición de los viejos ídolos del segundo club más popular del país.

El estadio, en que se disputará el 12 de junio próximo el partido inaugural del Mundial entre Brasil y Croacia, abrió sus puertas para los aficionados del Corinthians aún en obras, ya que algunas instalaciones siguen en construcción y a que faltan muchos acabados.

Las diferentes obras en marcha a falta de 33 días para el comienzo del Mundial obligaron a los bomberos a limitar el aforo para la ceremonia inaugural en la mañana de este sábado a 20.000 personas pese a que el estadio tendrá capacidad para 68.000 aficionados, incluyendo dos graderíos provisionales.

En la ceremonia inaugural participaron cerca de 100 exjugadores del Corinthians, entre los cuales ídolos como Roberto Rivelino, Marcelinho Carioca y el colombiano Freddy Rincón, que animaron al público en seis partidos de quince minutos cada uno.

Igualmente se exhibieron en la cancha glorias como Dunga, Vampeta, Emerson Leao, Ronaldo (portero), Ataliba, Edu Gaspar, Basilio y Luizao. El único jugador del Corinthians aún activo en participar del acto fue Elías, que regresó al club el mes pasado y que sólo podrá debutar después del Mundial.

Igualmente fueron homenajeados los obreros que participaron en la construcción del estadio, incluyendo los tres que murieron en dos diferentes accidentes durante las obras.

EFE