La delegación del Atlético de Madrid, encabezada por un sonriente Diego Costa, llegó hoy al hotel Tiara Park Atlantic de Lisboa recibido por decenas de aficionados que entonaron el himno del club y animaron al entrenador argentino "Cholo" Simeone.

Un día más tarde que el Real Madrid, su rival mañana en la final de la Champions League, los colchoneros, cuyo vuelo aterrizó con retraso, fueron recibidos por menos aficionados que el Real Madrid, cuya llegada generó mucha expectación entre los propios hinchas portugueses.

Costa, que es duda para la final por problemas físicos, desembarcó del autobús sonriente, mientras que sus colegas el turco Arda Turan (también en duda) y el español David Villa enfilaron al hotel concentrados con auriculares.

El encuentro se jugará en el estadio de La Luz, Lisboa, este sábado sobre las 13:45, hora peruana.